Belleza ultravioleta… Fase 2

Fase 2; Del boceto inicial a la pintura de base.

En mi declaración de artista aparece una frase que creo que describe lo que pretendo expresar en mi obra: “Deseo que mis obras de arte además de ser bellas tengan gran poder de seducción y por eso recurro al realismo llevado a su máxima expresión. Deben sensibilizar, transmitir emociones y sentimientos… incluso apasionar”.

En busca de la idea inicial

En mi opinión el rostro de una bella mujer es la máxima expresión de la belleza. Si a esto lo combinamos con la belleza de ciertas flores tendremos una combinación sublime. Esta fue una de las ideas que tenía al principio la cual quería llevar a cabo. Así surgió la idea de la serie Bellezas de la creación y la obra Belleza ultravioleta.

El boceto inicial con PhotoShop

Uno no siempre sabe en qué dirección ir. A veces tengo las ideas bastante claras en mi mente. Otras veces la inspiración viene al ver cierta imagen. Esto es lo que me paso al ver cierta imagen de la actriz Elizabeth Taylor. La imagen que vi era genial pero no podía usar la imagen como tal, no solo para no infringir los derechos de autor sino porque quería hacer una verdadera obra de arte totalmente diferente a la imagen de referencia.  Por otro lado la imagen no tenía suficiente resolución para ver los detalles del rostro. La cosa no era sencilla. Tuve que buscar otras imágenes de la actriz con más resolución aunque no fuera la misma pose que me sirvieran de referencia. Tomé una serie de fotos de orquídeas de color morado.

Referencias 

En el caso de la imagen de referencia inicial solo utilicé el rostro. Hice cambios en el pelo y cambié en parte la pose del busto. Aunque el cuerpo aparece sin ropa… está parcialmente tapado por unas orquídeas de color amarillo. El cuerpo se funde en la parte de abajo con un fondo abstracto que recuerda un fondo galáctico. El pelo se funde en ciertas zonas con el fondo ultravioleta.

La pintura de base

Una vez listo el soporte, aplicado el fondo de gesso y realizado el dibujo el primer paso consiste en pintar una grisalla de color monocromo con acrílicos que me servirá para la pintura de base.

Después de la grisalla voy manchando las zonas más oscuras con negro acrílico en el pelo sin preocuparme de los detalles. Esta base de color oscuro sirve para marcar y delimitar las formas básicas del pelo y delimitar y definir la forma del rostro.

Detalle del rostro con grisalla monocromática y negro para definir las sombras más oscuras. En las zonas de luz del pelo he manchado con color siena tostada para el color de base.
La grisalla monocroma permite delimitar, definir los contornos y marcar las zonas en sombra. Establece una buena base para la fase siguiente realizada con aerógrafo.

He seguido la técnica de la grisalla de base con acrílicos en las orquídeas amarillas y las moradas de los laterales.

Detalle: Grisalla de las orquídeas

Continuará…

No te pierdas la siguiente fase: Fase 3 – La pintura intermedia con aerógrafo

¿Te interesa la pintura hiperrealista?

Mira los cursos disponibles en este enlace

Deja un comentario